Mansplaining En Seduciéndote Con El Ánima En Mp3(21

Mansplaining

Mansplaining. Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio usa cookies a fin de que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su permiso para la aceptación de las citadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies , pinche el enlace para mayor información.

Es de vital importancia que prestemos atención a la gente que decide compartir con nosotros sus vivencias. Probablemente son experiencias que jamás conoceremos en nuestro pellejo, y el único camino para hacerlo es escucharlas de aquella gente que sí las experimenta personalmente.

Esta semana en hacían un análisis del mansplaining muy interesante. La autora consideraba algo que yo asimismo he pensado: hay explicaciones que no son bienvenidas mas no son necesariamente sexistas. Puesto que podemos decir sobreactuar, sobreexplotar, y palabras parecidas, ¿por qué no llamar sobreexplicar” a todas y cada una de las explicaciones que no queremos escuchar? Por ejemplo: un día te equivocas haciendo una receta que haces a menudo y en casa, tu madre te dice de qué forma se hace la receta de arriba a abajo. Muchas veces, en el momento en que nos confundimos en algo que hacemos regular, la reiteración de explicaciones teóricas no sirve para nada y molesta. Otro ejemplo: quiero que un amigo me arregle la cámara y mi amigo me da los detalles técnicos de por qué razón se ha roto. No deseo hablar de cacharros, si te entiendiera la arreglaría yo, sólo deseo saber si tiene arreglo y si me la puedes arreglar a cambio de un bizcocho, que está la cosa muy mal.

Otro caso considerablemente más reciente fue el de la astronauta Jessica Meir, quien tuiteó sobre entrar a una zona similar al espacio, en donde el agua espontáneamente hierve”. Un hombre que tenía en su biografía que había ido a un campamento espacial la corrigió, diciendo no afirmaría que es espontáneo. La presión en la habitación es más baja que la presión del vapor de agua a temperatura ambiente. Es termodinámica básica”.

Parece, entonces, que el problema ocurre cuando los hombres asumen que son naturalmente superiores a las mujeres en áreas de especialización que tienen un alto estereotipo de género, como la programación de computadoras. Los hombres pueden explicarse cosas entre sí, pero sin el elemento de género, sino simplemente por condescendencia. Presumiblemente, los hombres que son el blanco de esta variación del mansplaining no tienen problemas para enfrentar a otros hombres que tratan de superarlos”, dice Krauss.

Solo se me ocurre un escenario donde un hombre puede enseñar disconformidad con una feminista (y esto es una opinión personal, no puedo charlar por otras y asegurar que siempre y en toda circunstancia será bien recibido, pero yo sí estoy abierta a estas críticas) y es sólo si es para señalarme que me he quedado corta. Por poner un ejemplo, no veo mal que si yo ante un anuncio sutilmente machista no veo el micromachismo, el aliado me explique qué me estoy perdiendo, lleve luego razón no. De esta manera da gusto que te corrijan te señalen dónde fallaste. Yo misma he aprendido con ciertos (pocos, escasos… vale, solo 2) chicos feministas. (No desisto y espero que el número no deje de medrar).

La investigación de Reagle sobre la cultura geek también identificó algo que llama ley Unicornio”, que consiste en que las mujeres con conocimientos técnicos son como los unicornios, son raras y también invisibles hasta el momento en que deciden mostrarse a sí mismas”.